El camino de la felicidad y la importancia de la vida de fe

educar
EL CAMINO DE LA FELICIDAD
Y LA IMPORTANCIA DE LA VIDA DE FE
Joan Costa Bou
Año 2008
nº 1 • enero
 
 

 

 

Hace poco, la directora de una guardería me invitó a dar una charla sobre la necesidad de educar en la fe a nuestros hijos desde pequeños. La conferencia pretendía ayudar a preparar el Encuentro Mundial de las Familias de Valencia y a tomar conciencia de nuestra vida cristiana, desde la más tierna infancia. El éxito de asistencia —un padre y una madre, de un total de doscientas cincuenta familias— no logró desanimarme ya que al preparar la ponencia, me di cuenta de su importancia. En el fondo, no se trataba más que de recordar, lo que la lógica de un gran filósofo de la antigüedad —Aristóteles— dejó magistralmente escrito en uno de sus más conocidos libros titulado “Ética a Nicómaco”. Asimismo convenía añadir, a dicha ética, lo que aporta la fe, a fin de comprender plenamente las consecuencias de la Encarnación de Nuestro Señor Jesucristo para lograr recorrer el camino de la felicidad. He aquí, en estas páginas, la síntesis de un camino apasionante que tiene como fin la plenitud de aquello que es humano.