FAMILIA Y SOCIEDAD

familia sociedad CATEGORIAUna sociedad sin familia es una entelequia, una utopía antihumana, refractaria a la realidad del hombre y de la propia sociedad. Afirmar la familia desde su propia mismidad y originalidad, es parte del recorrido de la construcción social, la garantía de que el rostro humano de la sociedad global en la que estamos inmersos, será condición sine quanum para el progreso de los hombres. La relación familia-sociedad es un elemento constitutivo y permanente de todo lo humanum y como tal se integra en el afán divulgativo de este apartado de “Familia y sociedad”, que constituye una invitación a profundizar en las dimensiones psicológicas, sociológicas, pedagógicas, jurídicas, biológicas, antropológicas, éticas, etc., implícitas en esa relación.

La lógica tecnocrática imperante tiende a imponerse desde supuestos agnósticos y utilitarios, que condicionan y distorsionan de forma unilateral una relación fecunda en ambas direcciones. La familia es la primera sociedad humana. Una sociedad que se mira en la familia es la mejor garantía frente a cualquier proceso de disgregación social, ya sea individualista o colectivista. Y nos obliga a respetar la dignidad del hombre, considerado siempre en cuanto fin y nunca como medio, algo que en la familia se aprende de forma natural en la comunión de personas y se hace insustituible para el bien de la sociedad.