Presentación

APYF XXV 02"El Instituto Juan Pablo II fue querido personalmente por el Siervo de Dios de quien lleva el nombre con una misión de "una particular misión para toda la Iglesia (...) profundizar cada vez más en el conocimiento de la verdad del matrimonio y la familia". Juan Pablo II pensaba de hecho que la acción pastoral de la Iglesia necesitaba sostenerse en una reflexión teológica verdaderamente profunda y fundamental, de carácter sistemático y al mismo tiempo interdisciplinar capaz de originar una visión orgánica". (Mons. Livio Melina, Presidente del Pontificio Instituto Juan Pablo II)